Consulta de Nutrición

EMBARAZO Y ÁCIDO FÓLICO - (23/05/2003)

"Soy ovo-lacto-vegetariana desde hace casi un año. Estoy intentando quedarme embarazada y el médico me ha recomendado tomar suplementos de ácido fólico. ¿Es necesario, o ya tengo suficiente con mi alimentación normal? ¿Me podríais recomendar alguna lectura sobre nutrición en el embarazo? Muchísimas gracias de antemano."
---

Querida amiga:

La dieta de las madres vegetarianas suele ser más rica que la del resto de madres en cuanto a ácido fólico, y es probable que tu dieta cubra las necesidades, pero igualmente debes seguir tomando los suplementos de ácido fólico, porque no tendrán efectos perjudiciales y porque el riesgo que conlleva el hecho de que no cubras tus necesidades de dicho nutriente es demasiado alto.

En cuanto a textos serios y recientes sobre nutrición vegetariana en el embarazo, debo decirte que los que conozco están en inglés, y además no están en las bibliotecas españolas.

En el segundo número de nuestra revista (http://www.unionvegetariana.org/revista.html) dedicaré una sección a resumir los aspectos más importantes de la nutrición vegetariana en el embarazo, adjuntando toda la bibliografía relevante disponible sobre el tema.

Aprovecho para adjuntarte unos fragmentos del documento más importante de que dispone actualmente la nutrición vegetariana, escrito por la American Dietetic Association, y que tienes disponible en: http://www.unionvegetariana.org/ada.html

  • Se recomienda a todas las mujeres embarazadas tomar suplementos de ácido fólico, aunque las mujeres vegetarianas típicamente presentan una ingesta mayor que las no vegetarianas.
  • Las dietas veganas y ovo-lacto-vegetarianas son apropiadas para todas las etapas del ciclo vital, incluyendo el embarazo y la lactancia.
  • Las dietas ovo-lacto-vegetarianas y veganas pueden cubrir las necesidades de nutrientes y de energía de las mujeres embarazadas.

La American Dietetic Association también recomienda, en su documento “Nutrition and lifestyle for a healthy pregnancy outcome” (2002):

  • Limitar la ingesta de suplementos dietéticos de herboristería en el embarazo, debido a que no existen suficientes estudios que hayan valorado su seguridad en dicho periodo.
  • Moderar la ingesta de sacarina, en el caso de tomarla.
  • ¿Bebidas alcohólicas? Ni una sola gota en el embarazo, debido a que no se ha establecido un nivel seguro de ingesta.
  • En caso de tomar café, moderar su consumo.
  • No fumar, ni ser fumadora pasiva.
  • Y, por supuesto, no tomar ninguna clase de drogas.

Este documento está disponible en: http://www.eatright.org/adar1002b.html

Es probable que tu médico no se acuerde de insistirte en algo muy importante: la ingesta de yodo en el embarazo. Se recomienda que todos los españoles tomen sal yodada, o suplementos de yodo, para prevenir las llamadas Enfermedades por Déficit de Yodo, cuya importancia en el embarazo es "mayúscula".

Desde que, hace ya una década, fue ratificada por la práctica totalidad de los países del mundo la Declaración Mundial para la Supervivencia, Protección y Desarrollo de la Infancia, así como un Plan de Acción concreto, elaborado por la Convención sobre los Derechos de la Infancia, emanada a su vez de la Cumbre de la Infancia organizada por Naciones Unidas en 1989, se puede afirmar como derecho humano básico de la infancia que:

1. "Todo niño tiene el derecho a una cantidad adecuada de yodo en su dieta".
2. "Toda madre debe tener una nutrición adecuada de yodo para evitar que el niño tenga un desarrollo mental afectado por una carencia de este micronutriente esencial".

La Organización Mundial de la Salud declara que la carencia de yodo es la causa mundial más frecuente de retraso mental y parálisis cerebral prevenibles, afectando en mayor o menor grado el desarrollo y bienestar de unos 1.600 millones de los actuales habitantes de nuestro planeta. Algunos de ellos viven en España, donde se ha constatado la persistencia de deficiencia de yodo en las 14 comunidades autónomas en las que se han realizado estudios recientes al respecto 1.

La deficiencia de yodo en España puede considerarse actualmente de grado medio, pero los trastornos que se derivan de ella son tan importantes que esta carencia debe de ser considerada como un problema urgente de salud pública 2. Así, en varios estudios realizados en diferentes provincias de España, se han detectado endemias 3-6 lo cual muestra que, tal como ha afirmado recientemente el Doctor Lluís Vila, de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, la deficiencia de yodo en España es “un problema pendiente que urge resolver” 7.

Probablemente te hayan recetado un polivitamínico-mineral en que haya yodo. Si no es así, tomas poca sal (yodada, claro) y/o tomas pocas algas, sería recomendable que le planteases a tu médico la necesidad de tomar un polivitamínico que contenga yodo.

El uso habitual de esta sal yodada (que no incluye la sal marina, a no ser que el envase especifique que está yodada), parece suficiente para gran parte de la población. Pero quedan precisamente excluidos los niños prematuros y lactantes y las mujeres embarazadas, que constituyen la parte de la población más vulnerable; los primeros tendrían que ingerir casi 2 g de sal yodada al día, y sus madres 5 g/día. Como esto no ocurre, por las recomendaciones actuales de evitar o restringir el uso de sal en dichos grupos de la población, se impone asegurar las cantidades mínimas de yodo mediante la suplementación diaria controlada. No habiendo en la farmacopea española actual preparados de yoduro o yodato potásico (en forma de tabletas, gotas o grageas) adecuados para ello, hay que recurrir a preparados polivitamínicos y minerales que sí lo contienen, como Calcinatal®, Multicentrum® , Superdyne® y Micebrina® . Cuando la madre ha tomado este suplemento durante todo el embarazo y sigue tomándolo durante la lactancia, su leche contiene las cantidades de yodo que necesita su hijo, sea o no prematuro1.

Por último, y esto no tiene que ver con el yodo, te recomiendo que no ingieras aceite que no sea de oliva: el de girasol y maíz tienen mucha cantidad de ácidos grasos omega-6, que en general son innecesarios en nuestra dieta actual, y que desplazarán el importante papel que desempeñan los omega-3 tanto en el embarazo como en otras etapas del ciclo vital. Algunos estudios sugieren que los vegetarianos podrían ser un grupo de riesgo de déficit de ingesta de ácidos grasos omega-3, lo cual se soluciona, en parte, no consumiendo muchos alimentos ricos en ácidos grasos omega-6. Es un tema más amplio, que detallaré, como digo, en el próximo número de nuestra revista.

Y ya puestos a rizar el rizo, aprovecho para insistirte en la necesidad de abrocharte el cinturón cada vez que te subas a un coche. Estudios recientes muestran que muchas embarazadas no lo hacen, situándolas a ellas y a sus futuros bebés ante uno de los mayores riesgos a que se enfrenta nuestra sociedad, como sabes: los accidentes de tráfico. Los expertos afirman que "No hay ninguna razón médica para que una mujer embarazada no haga uso del cinturón de seguridad. Estas pueden ir delante. El cinturón de seguridad debe ir siempre por debajo del abdomen para evitar lesionar al feto y la banda transversal de hombro-cadera no debe ir colocada directamente sobre el abdomen sino lateralizada" 8.

Saludos cordiales

- Equipo de nutrición de la UVE

Bibliografía citada:
1.-Morreale de Escobar G. Escobar del Rey F. El yodo durante la gestación, lactancia y primera infancia. Cantidades mínimas y máximas: de microgramos a gramos. An Esp Pediatr 2000;53:1-5. Disponible en: http://db.doyma.es/cgi-bin/wdbcgi.exe/doyma/mrevista.fulltext?pident=11050
2.- SEEN. Conclusiones de la Reunión del Grupo de Trabajo sobre Trastornos Causados por Deficiencia de Yodo (TDY) de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición. Endocrinol Nutr. 1999;46(5):177
3.- Escobar del Rey F.: Nuevos estudios sobre la deficiencia de yodo en España. Endocrinología 1993; 40(7): 205-210.
4.- Madrueño Caro AJ, Cabezas Saura PB, Díaz Orta J, Benítez Rodríguez E, Ruiz Galdón M. Prevalencia de bocio y deficiencia de yodo en población escolar de una zona básica de salud tradicionalmente endémica. Aten Primaria 2001;27:258-62
5.- Gómez Huelga R, Millón MC, Soriguer F, Mancha I, Garriga MJ, Muñoz R, González Romero S, García Almeida JM, Rojo Martínez G, García Fuentes E, Goiburu ME. Comparación de diferentes criterios de diagnóstico poblacional de la deficiencia de yodo (DDY). Prevalencia de bocio endémico en la Axarquía (Málaga). Endocrinol Nutr. 2000;47(9):260-6
6.- Simón I. Situación actual del bocio endémico en las comarcas de Tarragona [tesis doctoral]. Tarragona: Facultat de Medicina de la Universitat Rovira i Virgili, 1996.
7.- Vila L. La deficiencia de yodo en España: un problema pendiente que urge resolver. Endocrinol Nutr 2002;49(1):1-4
8.- Diario Médico. El niño, nunca de copiloto. [en línea] 29/octubre/1998 Consulta: 23/mayo/2003

Ir a consulta anterior Ir al índice de consultas Ir a consulta siguiente


Pulsa aquí para realizar una consulta sobre nutrición

Pulsa aquí si quieres afiliarte a la Unión Vegetariana Española

Pulsa aquí para recomendar esta página a un amigo