Certificación productos

La etiqueta vegetariana

¿Por qué es necesario certificar los productos vegetarianos?

En las últimas décadas, el interés por la alimentación vegetariana y vegana ha experimentado un crecimiento notable en todos los países desarrollados, principalmente por los beneficios para la salud pero también como consecuencia de los escándalos alimentarios provocados por la ganadería intensiva. En la actualidad, no sólo las personas veg*anas buscan alimentos veg*nos, sino que también se han añadido personas concienciadas por la salud, que reducen su ingesta de carne, también personas afectadas por alergias alimentarias o incluso miembros de determinadas comunidades religiosas.

En este escenario, los consumidores a menudo se encuentran con la dificultad de saber con certeza si un producto está exento de ingredientes de origen animal, especialmente en los alimentos elaborados. En ocasiones, incluso la indicación en el envoltorio de “apto para vegetarianos” puede conducir a confusión y de hecho contener ingredientes no deseados.

De ahí surge la conveniencia de ofrecer una forma clara y rápida de identificar a simple vista los productos vegetarianos y veganos, mediante el uso de un sello de certificación. Al estar avalado por una asociación vegetariana garantiza al consumidor que el producto satisface los criterios vegetarianos, y al mismo tiempo proporciona al fabricante la seguridad de cumplir los requisitos. Además sus productos certificados recibirán una mayor difusión en los círculos vegetarianos, alcanzando más rápidamente a la clientela potencial.

La etiqueta vegetariana europea

El sello V-Label es el distintivo vegetariano más reconocido a nivel internacional. Ante este creciente mercado, los fabricantes ya reconocen que el uso de la certificación V-Label supone un valor añadido para sus productos, especialmente si están destinados a la exportación.

La actual etiqueta V fue creada por un artista italiano: el profesor Bruno Nascimben y presentada para su uso a nivel mundial en el congreso de la Unión Vegetariana Europea (EVU) que tuvo lugar en 1985 en Cervia, Italia. Desde entonces, muchas organizaciones vegetarianas y veganas han adoptado el logotipo, por lo que se ha convertido en el símbolo vegetariano más usado en todo el mundo.

En Suiza se vienen concediendo los permisos a la industria alimentaria desde 1996, como marca registrada. Desde entonces, se ha lanzado la etiqueta en cada vez más países y ya está introducida en casi todas las naciones europeas, desde Portugal hasta Rusia, y en otros países del mundo. Se ha invertido un gran esfuerzo en lo que se refiere a las normas, criterios y muchos otros aspectos de la certificación. Un número cada vez mayor de organizaciones vegetarianas se están uniendo a esta iniciativa de la EVU.

En nuestro país, desde la Unión Vegetariana Española gestionamos la concesión de este distintivo en el mercado español, de forma unificada junto con el resto de países de nuestro entorno europeo.

Para más detalles, visitar la página https://www.v-label.eu

Album de productos certificados con V-Label en facebook:
https://www.facebook.com/uve.vlabel