La desinformación sobre veganismo en la red

La desinformación sobre veganismo en la red

Lo que un nutricionista puede hacer por ti

Tenemos claro que hay un montón de formas de reducir el abuso que se inflige sobre los animales, como pueden ser el dejar de consumir cosméticos testados en animales, no comprar prendas con piel o cuero, o incluso hacer voluntariado en tu refugio o santuario más cercano. Pero probablemente la elección que tiene mayor impacto sea el acercamiento hacia la dieta vegana. Sencillamente porque es algo que se practica mínimo unas 3 veces al día, todos los días de nuestra vida.

En este aspecto pueden surgir muchas dudas, y para solucionarlas podemos optar por varias vías: una es google, y la otra un profesional especializado. A priori puede parecer que la primera es la más barata, rápida y eficaz, y para mucha gente, puede que lo sea. Pero para otras personas no. Y reconocer que algo nos viene grande no es tarea fácil. Nos gusta intentar o aparentar que podemos con todo, que somos autodidactas, que no hay nada que no se pueda aprender por nuestra cuenta teniendo como tenemos tan a mano internet. 

Exceptuando ciencias como la medicina, arquitectura, derecho… Entendemos que el resto de cosas comunes se pueden aprender con un poco de voluntad, tiempo, unas cuantas horas navegando por la web, junto con unas dosis de ojos rojos y comeduras de coco. Más aún cuando hablamos de algo tan cotidiano como lo es la comida.

Pero cuando intentamos abarcar algo que nos queda grande podemos fácilmente abrumarnos, dudar de nosotros mismos, agotarnos, rendirnos y hasta cogerle manía a eso que teníamos tantas ganas de hacer.

Por eso me gustaría reivindicar que pedir ayuda es humilde, es aceptar que somos personas y no llegamos a todo. Que no podemos estar al día en todos los ámbitos ni tener una opinión formada en todos los aspectos de la vida. 

Con respecto al vegetarianismo o veganismo, sabemos que hay un montón de información al alcance en internet. Con el boom que estamos viviendo, encontramos fácilmente recetarios, menús completos, vídeos sobre lo que hay o no que comer… Y el problema de tener demasiada información es saber distinguir la veraz, o diciéndolo de otra manera, diferenciar la que más se acerca a la ciencia de la que menos.

Hay que individualizar siempre, pero existen unas bases bastante sólidas a tener en cuenta que pueden quedar emborronadas por toda la información que nos llega y que intentamos procesar.

En ese momento es cuando recuerdas la otra alternativa, y es que existe alguien que puede hacerlo por ti. Alguien que ha estudiado 4 años una carrera para conocer las bases de la alimentación, en ausencia o presencia de patología, alguien que se mantiene al día y que se ha actualizado en este aspecto concreto, y que va a ser capaz de darte la información que tú y solo tú con tus circunstancias necesitas.

La figura del dietista-nutricionista en el caso de pasar de una dieta convencional (con predominio de carne, pescado, huevos y lácteos) a una dieta vegetariana o vegana no es estrictamente indispensable, pero sí que considero que, si se está muy perdido en el tema, o no se tiene tiempo para ponerse a investigar por cuenta propia, puede ser un gran aliado para evitarte dolores de cabeza.

Bases de este tipo de alimentación, recetas, planes personalizados y adaptados a los objetivos que tengas, a la etapa de la vida en la que estés, e incluso a un contexto de enfermedad, son solo una parte de la labor que puede hacer por ti.

Otra parte es el constante apoyo y confianza de un profesional, la seguridad al dar este paso, el poder rebatir a la gente cuando ponga en duda tu elección ya sea por tema de carencias, o porque piense que tu comida es sosa o aburrida… El asesoramiento personalizado se resume en dar herramientas específicas para que puedas dar el paso con las mejores garantías. O en el caso de haberlo dado ya, afianzar los conocimientos, corregir errores si los hubiera, y ayudarte a alcanzar tus objetivos de salud.

Esto no lo digo como nutricionista de la UVE, sino porque de verdad lo siento, porque me apena que mucha gente con muy buena intención se aleje de este estilo de vida por desinformación o incluso por problemas de salud.

Así que si tienes la idea rondándote la cabeza, no lo dudes más y ponte en manos de un profesional, estoy segura de que no te vas a arrepentir.

 

 

 

cristina casado dietista nutricionista de la UVE

 

           

 

 

 

 

 

 

Cristina Casado

Dietista-nutricionista graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Valladolid y especializada en Nutrición Clínica y Deportiva Vegetariana y Vegana por el Instituto de Ciencias de la Nutrición y la Salud.

Para más información o contacto puedes enviar un mail a nutricion@unionvegetariana.org

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *