Image Alt

The Game Changers

  /  Blog UVE   /  Artículos sobre salud   /  The Game Changers
the game changers

The Game Changers

Como nutricionista y vegana, he sentido la necesidad de dar mi opinión sobre este documental que a poca gente está dejando indiferente. 

De forma muy resumida diría que es un documental con muy buenas intenciones, muy bien llevado ya que el presupuesto es muy elevado (podéis buscar la lista de productores y flipar con nombres como el de James Cameron, Arnold Schwarzenegger, Lewis Hamilton…), y que no peca tanto de sensacionalista como otros documentales del estilo, pero que al final, busca impactar. Y cuando se busca impactar a toda costa se pierde la sobriedad y se acerca a la exageración. Por eso es que necesitamos matizar.

Hay que tener en cuenta que detrás del mismo existen intereses económicos de a quienes les interesa que el veganismo gane adeptos, por lo tanto, podemos decir que se trata de un spot publicitario en formato película. Es por eso que veo que su mensaje puede perderse cuando destacan conclusiones, a priori impactantes, que son científicamente son irrelevantes. Esto, hace que toda la buena información que trata de hacer llegar a la gente pierda validez, obteniendo así, el efecto contrario al deseado. De esta forma se sabotea a sí mismo, ya que personas educadas en el ámbito científico van a detectar si se la están intentando colar.

Para no seguir hablando de forma tan general me gustaría comentar punto por punto lo que más y menos me ha gustado. Comenzando por lo negativo:

  • Lo que más me ha llamado la atención y que más daño puede hacer a la imagen del documental es el uso de “estudios”, si así podemos llamarlos, realizados con poblaciones de una, tres, o como mucho, 20 personas, con los que se sacan conclusiones cuando estos resultados no son estadísticamente significativos. No se pueden atribuir ese tipo de correlaciones si no se han controlado el resto de variables que pueden afectar al resultado en los sujetos, o cuando el tamaño de muestra es tan pequeño. Por lo tanto, basarse en estos “estudios” para sacar conclusiones es MUY desacertado. La ciencia en este caso no puede estar a su favor.

Esto se ve maximizado en el experimento de las erecciones, que menos mal, aclararon que no era científico, pero en el cual, a mí me dio la sensación de que tal vez el propósito era criticar a otros documentales sensacionalistas como What the health, por el tono irónico y de comedia pura que se le estaba dando.

  • La exageración y la exclusividad. Esto es algo en lo que pecan me atrevería a decir que TODOS los documentales sobre salud y veganismo. Exageran los beneficios para la salud como si solo con la dieta vegana fueses a ser capaz de alcanzar la mejor versión de ti mismo, como si el resto de opciones fuesen malas, y como si de repente obtuvieses una energía tal que en lugar de persona pasases a ser un superman o una wonderwoman.
  • Enlazando con lo anterior, me gustaría desmentir el mito de que al cambiar de dieta convencional a dieta vegana obtienes una energía brutal. Esto no tiene por qué darse. Tiene sentido que uno se note más saludable, menos cansado y por ende, con más energía en el caso de que vengas de tener una dieta muy pobre en micronutrientes, en la que quizá abusases de carbohidratos simples, grasas refinadas y proteína animal, con poca fibra y vegetales, y que al comenzar a comer fruta, verdura, legumbres, etc., tu cuerpo responda de forma positiva y te sientas mejor. Pero si vienes de tener una alimentación saludable, no tienes por qué notar ninguna mejora al respecto.

Me parece muy importante desmentir esto para de evitar frustraciones ya que crea falsas expectativas sobre la dieta vegana.

  • Me gustaría mencionar también como mujer, que la amplia elección de casos y de personas a las que hace mención el documental son hombres, y no hubiese estado de más una representación más equitativa, ya que hay muchas atletas y fisicoculturistas veganas que son mujeres.

Vamos ahora a comentar los puntos positivos que he visto:

  • Creo que podemos agradecer el que desmienta con ejemplos reales y verídicos, que una dieta vegana no tiene por qué ser deficitaria y que con ella puedes alcanzar tus objetivos deportivos. Que no te tiene por qué faltar proteína ni ningún micronutriente y que puedes generar músculo. Siempre que esté bien planificada, por supuesto. Creo que, de una vez por todas, a la gente puede quedarle claro.
  • También me gusta que desmitifique la soja y el efecto de sus estrógenos, explicando de forma sencilla por qué no es feminizante. De igual forma con la B12, ya que expone claramente los motivos de su suplementación.
  • Estoy de acuerdo con el hecho de que una dieta vegana puede ayudar a que la recuperación muscular sea más rápida, ya que cuantos más alimentos vegetales tomes, mayor va a ser el aporte de fitonutrientes antiinflamatorios, lo que va a favorecer este proceso de regeneración. Así como por el hecho de consumir menos agentes proinflamatorios. Aun así, me gustaría recalcar que no es la única forma. 
  • El hecho de que enlazasen el documental con la página web con información sobre nutrición y recetas lo hace una herramienta muy valiosa para que la gente que no sepa de nutrición y quiera comenzar a comer más “plant based” tenga información a su alcance, aunque éstas tengan un marcado carácter gastronómico americano.
  • Nutrición aparte, me gustó mucho que hiciesen mención a las otras principales vertientes del veganismo; el bienestar animal y el impacto medioambiental. También me encantó la naturalidad de los participantes del documental haciendo las típicas bromas que, sí eres vegetariano o vegano, conoces de sobra.
  • Y por último, mencionar un punto a favor en el ámbito del feminismo, ya que salen muchos ejemplos de hombres veganos, desmitificando que solo existen mujeres vegetarianas o veganas, y tumbando mitos sobre la masculinidad, normalizando y visibilizando que tu elección alimentaria no tiene nada que ver con lo masculino que te sientas. 

Me gustaría cerrar diciendo que una mala planificación de CUALQUIER tipo de alimentación, puede ser perjudicial para la salud y viceversa. Y que existen tantos tipos de “alimentación saludable” como personas, ya sean vegetarianas o no, si su alimentación está bien planificada.

Sí, es cierto que una alimentación más rica en vegetales nos beneficia, pero llevarla a su totalidad no es la única opción. A pesar de lo dicho, si desde la UVE promocionamos la dieta vegetariana y vegana es porque defendemos que es una opción saludable, que tiene menor impacto sobre el medio ambiente y que evita gran parte de explotación animal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cristina Casado

Dietista-nutricionista graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Valladolid y especializada en Nutrición Clínica y Deportiva Vegetariana y Vegana por el Instituto de Ciencias de la Nutrición y la Salud.

Para más información o contacto puedes enviar un mail a nutricion@unionvegetariana.org

 

 

Imagen del post de trainingground.guru

Publica un comentario

No tienes permisos para registrate