Image Alt

Consejos sobre cómo sobrevivir a una Navidad vegana.

  /  Blog UVE   /  Consejos sobre cómo sobrevivir a una Navidad vegana.
comida vegana navidad

Consejos sobre cómo sobrevivir a una Navidad vegana.

La Navidad está a la vuelta de la esquina, y es que una vez pisamos diciembre, todo se envuelve en espumillón, guirnaldas, luces, lazos y cenefas doradas y comienza a invadirnos un sentimiento de amor (o de agobio) según se van acercando los días importantes.

 

Este mes es una carrera de fondo a la que muchas personas veganas debemos sobrevivir para comenzar el nuevo año con buena salud mental.

 

Obstáculos no faltarán, pero ganas de afrontarlos, tampoco. Habrá de todo: la cesta de navidad de la empresa, su respectiva comida con los y las compañeras de trabajo, los regalos para los familiares y amigos, las quedadas de reencuentro, las cenas, las comidas, las reuniones familiares, los comentarios sobre tu comida que fluctuarán entre la curiosidad y la burla; y…¡ quién sabe qué nuevas cosas nos depararán!

 

Pero, … ¡Qué no cunda el pánico! porque desde la Unión Vegetariana Española, vamos a hacer que tu Navidad sea mucho más llevadera.

 

Si esta va a ser tu primera Navidad como vegano, estos consejos van a serte muy útiles (muy muy útiles). Si ya eres veterano, quédate porque seguro que te sorprenderemos con algún nuevo truco que podrás poner en práctica.

 

¡Comenzamos!

La Navidad en el trabajo.

El espacio de trabajo es como nuestro segundo hogar. Seguramente a estas alturas ya sabrán que eres vegano, pero si no están muy al día de lo que eso significa, puede que no hayan caído en ciertos detalles y eres tú el que deberá llevar la iniciativa.

 

  1. La cesta de Navidad. Quizá tu cesta no difiera de la del resto de tus compañeros. Ya sabemos a qué nos referimos: embutidos, quesos, vinos, etc. Estocomida vegana navidad puede ocurrir y aún estamos a tiempo de solucionarlo. Existen empresas que ya realizan cestas de navidad veganas, como por ejemplo Sadival y Planeta Huerto, pero también cabe la posibilidad de remitir al responsable de dicho detalle a nuestra tienda vegana de confianza que seguro preparará una cesta a nuestro gusto (además de ayudar al pequeño comercio veggie). Te dejamos un ejemplo de productos que pueden ir en la cesta vegana: sobrasada y chorizo vegano, queso vegetal, chocolate vegano, vino vegano, frutos secos, …
  2. La comida de empresa. El gran reto llega en la comida/cena navideña de la empresa. Si es tradición ir al mismo restaurante cada año, lo mejor es que contactes directamente con el local (esta opción también vale si no conoces el sitio). Expón tu caso. Probablemente tengas que negociar con el dúo legendario de ensalada y parrillada de verduras. Si es así, intenta tantear otras opciones. Explícale que te gustaría tener un menú más acorde al de tus compañeros y que en muchos supermercados pueden encontrar alternativas vegetales con las que poder trabajar fácilmente en cocina: hamburguesas, tiras de soja, chorizos, escalopes…Si no ven viable estás opciones, al menos debes negociar una ensalada contundente (nada de lechuga, tomate y cebolla) y un primer plato elaborado (arroz, potaje o pasta con verduras). En el postre puede que no quede más remedio que conformarse con la fruta de temporada. La damos por válida si es la primera vez. También tienes la opción de facilitarle algunas ideas como estas .

Recuerda: nadie debería pasar hambre en su comida o cena de Navidad. Lucha por ello, todo lo que consigas este año, será un avance para el que viene y para todas aquellas personas veganas que irán detrás de ti.

 

Los reencuentros y quedadas con amigos y familiares.

Cualquier acción que conlleve relacionarse con grandes grupos de personas implica ciertos momentos incómodos. Esto es aplicable a la comida o cena de empresa, a la quedada con los amigos, los reencuentros familiares y la celebración de los días más señalados del calendario.

 

comida vegana navidad En estos contextos, los veganos podemos ser el centro de atención, bien porque así lo hemos querido, pues nada más sentarnos ponemos el debate sobre la mesa o porque alguien ha puesto el foco sobre nosotros y sobre la comida de nuestro plato.

 

Sea como fuere, lo que tenemos que tener claro es que a este tipo de encuentros hemos de ir mentalmente preparados y con la lección aprendida, ya sabes: ‘B12, proteínas, calcio, las plantas también sienten y hay que comer de todo’. No hay cliché que no hayamos oído ni argumento que se nos resista.

 

Aún así, este tipo de debate solo debe darse en situaciones amables que vengan por parte de personas que tengan un interés sano por tu decisión. Todo lo demás puede acabar en roces, gastos innecesarios de energía y pérdidas de tiempo. Así que recuerda:

  • Evita situaciones en las que todo gire en torno a tu persona y que pongan en duda tu salud y empatía hacia los animales.
  • Concluye amablemente el debate invitando a las personas interesadas a hablar en otra ocasión sobre ello.
  • Saca un tema de conversación actual y divertido.
  • Si te sientes tenso y agobiado, tómate tu tiempo y relájate lejos del bullicio.
  • Busca aliados con los que sentirte más cómodo durante el resto de la noche.
  • Si decides ponerle punto y final, piensa que una retirada a tiempo es una victoria para tu salud mental.

 

Aquí puedes obtener más consejos sobre cómo sobrellevar los eventos sociales si eres veg

 

La hora de sentarse a la mesa.

Por alguna extraña razón cuando un vegano se sienta a la mesa se crea una gran expectación e intriga por saber qué comerá o cenará esa noche.

 

Todos los de su alrededor buscan con la mirada lo que hay sobre el plato o qué se está llevando a la boca. Y por supuesto la sucesiva lluvia de preguntas cada 5 minutos ¿Eso qué es? ¿Qué estás comiendo? ¿Eso sabe a algo? Incluso un …¿puedo probarlo?comida vegana navidad

 

Lo que comemos los veganos es de interés popular, sobre todo porque hay un gran desconocimiento en lo que a comida vegana se refiere y la creencia de que solo comemos lechuga está arraigada en la cultura popular más de lo que nos gustaría.

 

Al margen del ambiente que se crea cuando un vegano se sienta a la mesa, lo más importante es que debemos velar por nuestra supervivencia y reputación.

 

Nuestra meta es comer igual o mejor que el resto de comensales. Para ello debemos tener en cuenta varios factores: dónde se va a comer, quién va a cocinar y a qué hora cierra mi restaurante vegano favorito.

 

  • Dónde se va a comer: tal y como recomendábamos unas líneas más arriba, si se elige un restaurante o bar para ir a comer, lo mejor es contactar personalmente. Pero no esperes al último día, hazlo con tiempo para que tengan margen de maniobra.

Si la comida o cena es en casa de un amigo o familiar, avisa a los anfitriones de que preparen comida vegana (puedes compartir algunas recetas veganas navideñas). Cuántas veces hemos dado por hecho que tendremos alternativas y no ha sido así. (Error muy común)

 

  • Quién va a cocinar: si la persona responsable de los fogones es de confianza y has hablado previamente con ella y cerrado unas ideas, relájate y disfruta. No hay nada que le guste más a los cocinillas que preparar nuevos platos y que les des el visto bueno. Por el contrario, si no confías en la persona que lleva el delantal porque te ha preguntado si puedes comer gambas, remángate porque te toca hacer algo improvisado, o si te lo veías venir, haz turno para calentar el tupper en el microondas. Aquí te dejamos algunas recetas veganas.

 

  • Take away: la mejor solución a tus problemas a veces la tienen otras personas. Si no tienes tiempo de cocinar, estás cansado, quieres comer algo diferente en fiestas … da igual la excusa que te pongas, seguro que tu restaurante vegano se las sabe todas y tiene preparados menús especiales para esos días para gente como tú. Local y recoger. Así de fácil.

Puedes consultar restaurantes veganos en nuestro V-Places.

 

Regalos y amigo invisible.

Hay muchos grupos de compañeros de trabajo, familiares y amigos que en estas fechas les gusta regalarse un detalle y hacer el tradicional ‘amigo invisible’.

 

regalo blog 960x631Se corre el riesgo de que te regalen una cartera de piel o una bufanda de lana, por lo que es mejor que te adelantes a la jugada y expongas ciertas ideas para que ‘capten la indirecta’ como: ‘ quiero algo electrónico’, ‘unos vales para el cine estarían muy bien’ o hacer una donación a una asociación ‘ porque es tiempo de solidaridad y amor’. También puedes pasar este enlace de regalos veganos navideños y que te sorprendan.

 

Pero a veces, el conflicto de interés puede ser recíproco, ¿Qué pasa si mi sobrino quiere un gato? ¿Y si mi padre quiere un abrigo de piel? Mi hermano me ha pedido unas botas de cuero ¿qué hago?

 

Cuando nos sentimos comprometidos con los regalos familiares, lo mejor es dejar claro que no estamos de acuerdo en comprar ciertos artículos que pongan en un compromiso nuestra moral. Podemos exponer el problema y buscar alternativas entre todos. Seguro que las hay.

 

Y esto es todo.

 

Puedes encontrar más consejos para sobrevivir a la Navidad y no morir en el intento. Si crees que esta información puede ser de utilidad para que otro vegano supere las Navidad, ¡comparte!

 

 

 

Publica un comentario