Image Alt

Consejos para sobrevivir a las reuniones sociales como veg

  /  Blog UVE   /  Alimentación   /  Consejos para sobrevivir a las reuniones sociales como veg
consejos para sobrellevar los eventos sociales si eres veg

Consejos para sobrevivir a las reuniones sociales como veg

Muy comúnmente el mayor problema de los vegetarianos y veganos en su día a día, y motivo por el cual muchos vuelven a la dieta convencional, es la presión social.

Comprensible, ya que, a pesar de que poco a poco vamos teniendo más y más opciones cuando salimos a comer fuera de casa, la realidad es que hay que ir un poco con lupa sobre todo si se es vegano.

Y es que las reuniones sociales pueden pasar de ser un momento de convivencia, disfrute y ocio, a ser estresantes y darnos dolores de cabeza. Esto ciertamente puede llevar al aislamiento social, ya que por evitar enfrentarnos a esa situación, prefiramos quedarnos en casa. Y esto precisamente es lo que yo más desaconsejo. Para mí sí que no es una opción.

No, porque si te privas de algo que te hace feliz como es el pasar tiempo con tus seres queridos, no es algo que vayas a poder mantener en el tiempo, no puede compensarte el aislarte y alejarte de ellos por no enfrentarte a esta situación.

Mucha gente decide ser más flexible en estos casos y elegir platos vegetarianos, o incluso comer carne o pescado, lo cual es válido, aunque yo animo a que se sigan los siguientes consejos y podamos mantenernos fieles a nosotros mismos.

Tenemos varias opciones:

  1. Convence a los demás para que el evento sea en tu casa. Será una forma genial de abrirles los ojos a los escépticos del veganismo con recetas geniales. En este caso yo optaría por sorprenderles con platos que piensen que siendo vegetariano o vegano ya no comemos; tortilla de patata, salchichas o hamburguesas tipo beyond, postres caseros…
  2. En el caso de que la reunión se haga en otra casa, yo te animo a cargarte de tapers y llevar comida para que pique todo el mundo y para que cenes tú. Cuidado aquí, lleva bastante cantidad porque seguramente los demás acaben comiendo de lo tuyo más que tú. Recomiendo informar antes de ir al anfitrión para que sepa que vas a llevar comida, y para que tal vez tenga el detalle de hacer alguna preparación que sea vegan-friendly.
  3. Si es en un restaurante, infórmate sobre el menú antes de ir. Ya sea por la web o llamando, para ver si tienen de por sí alguna opción vegana o incluso todo un menú. En el caso de que no lo tengan, siempre suelen estar dispuestos a prepararte algo específico si avisas con antelación. Puedes incluso pactarlo con ellos. 

Yo tendría en mente recetas del estilo del sitio al que vayas a ir, para poder darles ideas directamente, pues pueden estar MUY perdidos con el tema. Por ejemplo si es un mejicano podemos pedir tacos o burritos de frijoles con guacamole y pico de gallo, si es un japonés sushi de verduras y sopa miso con tofu, si es de arroces un arroz con verduras, si es de guisos un guiso de legumbres… Opciones hay, solo tienes que ponérselo fácil para evitar que te pongan la típica ensalada de lechuga iceberg con tomate tieso y 4 aceitunas que encima van con anchoa dentro, y te tengas que alimentar a base de eso y de pan. 

  1. Otra opción es proponer tú el sitio del evento y que las personas con las que vayas alucinen con la comida veg que existe.

Una cosa que sí recomiendo desde el punto de vista nutricional es que intentes garantizar la ingesta de proteína con el resto de comidas del día, ya que, muy probablemente, lo que te ofrezcan en restaurantes sea basado en verduras y carbohidratos. Aun así, si esto lo haces de forma ocasional, no hay mayor problema.

En conclusión, ¡no te quedes en casa! Las reuniones sociales pueden ser duras, pero si reivindicamos nuestro espacio poco a poco la gente lo va a normalizar más y más. Además es una oportunidad genial para abrir debate y acercarle a la gente el veganismo, plantar semillas en las concienciar y dejar ver que no es tan difícil además de que se come riquísimo.

Eso sí, para esto ve con la mente abierta y buenas intenciones. No debemos olvidarnos de tener empatía con el otro, y si evitamos comentarios como “qué asco” o “te estás comiendo la menstruación de las gallinas” cuando pongan el resto de comida en la mesa, facilitaremos la comunicación y la escucha en caso de que te pregunten por tu elección dietaria.

 

¡Ánimo y a seguir disfrutando de las fiestas navideñas!

Publica un comentario

No tienes permisos para registrate