Image Alt

¿Puede ser la carne sostenible?

  /  Blog UVE   /  ¿Puede ser la carne sostenible?

¿Puede ser la carne sostenible?

Buscando en las fuentes en que se basaba la crítica a las hamburguesas y salchichas veganas que hizo en Twitter el doctor Mulet, y cuyos argumentos fueron rebatidos en este post , encontré este artículo: IS YOUR VEGAN BURGER REALLY AS KIND TO THE ENVIRONMENT AS YOU THINK? , publicado por la revista Climaticoanalysis. Dicho artículo ha sido eliminado a finales de agosto, desde que lo publicaran en el mismo mes de 2019. Me encantaría saber las razones. Lo he encontrado publicado también en The Conversation.

Este artículo analiza el impacto en el cambio climático del uso de tierra, en base al informe del año pasado del IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change), el cual afirma que un tercio de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero provienen del uso que hacemos de la misma: ganadería, producción de alimentos y deforestación. 

Se enfoca en las empresas que comercializan productos veganos similares a la carne (Imposible Foods y Beyond Meat), y los compara con los productos cárnicos procedentes de la agricultura extensiva y ecológica, es decir, aquella que no se centra en la explotación máxima de recursos naturales para bajar el precio a sus productos y obtener mayor rango de beneficio (la más común), sino que hace uso de dichos recursos respetando sus ciclos y mantiene a los animales al aire libre con un espacio grande de movimiento. Para que lo tengamos claro, más o menos como el típico campo de vacas de Asturias.

Para desechar sus resultados, alega que los informes hechos para los productos de Impossible Foods  y Beyond Meat  no pueden compararse ya que las medidas que utilizan cada uno son diferentes, y porque además no se calcula la utilización de recursos para la transformación de las materias primas, sino que solamente incluyen el gasto de la producción de los ingredientes. 

En el caso de Impossible Foods no he sido capaz de saber si es verdad o no, pero en el caso de Beyond Meat, cuyo estudio es de acceso gratuito, sí se tienen en cuenta los recursos para la transformación, el procesado y empaquetado. Aun así, podemos ver cómo la Beyond Burger precisa de menos recursos en comparación con una hamburguesa de ternera en la siguiente tabla (la podéis encontrar en el estudio citado).

Si lo trasladamos a España, podemos utilizar como ejemplo a la empresa Foods for Tomorrow. Los datos que destacan de sus productos se obtienen de este estudio, el cual concluye que el impacto de los productos animales de menor impacto típicamente excede el impacto de los sustitutos vegetales. 

Además, en el caso de Heura, el producto estrella de Foods For Tomorrow, a pesar de ser un alimento procesado, su calidad nutricional es alta y puede recomendarse para consumo habitual. Posee pocos ingredientes y éstos son de buena calidad.

“IS YOUR VEGAN BURGER REALLY AS KIND TO THE ENVIRONMENT AS YOU THINK?” compara los resultados para los estudios de Impossible Foods y Beyond Meats con un estudio sobre producción extensiva y ecológica de carne de White Oak Pastures, criticando que solo se hace la comparación con el impacto de la ganadería intensiva (¿no es lógico si es la que más utilizada?) defendiendo claro está que si se consume carne de empresas sostenibles y responsables, el impacto es mucho menor. veggie burger

De hecho, esta empresa alega que su forma de producción de carne crea un balance negativo en la huella de carbono, al secuestrar más dióxido de carbono en el suelo de lo que sus animales producen en toda su vida. Y que además enriquece los suelos, mejora la biodiversidad y el ciclo del agua y nutrientes. 

Cabe destacar antes de nada que este estudio está hecho y financiado por la propia empresa de White Oak Pastures (¿¿conflictos de interés dónde??). Y los estudios hechos para Beyond Meats y Impossible Foods no son de la propia empresa sino de instituciones: el Centre for Sustainable Systems de la Universidad de Michigan, y la Harvard Bussiness School.

Pero veamos, pensemos que sí que es así, que la huella de carbono es menor que la de cualquier producto vegetal. Si se produce carne siguiendo su modelo, y todo el mundo eligiese ese tipo de carne para consumir, pasarían varias cosas:

  1. No habría suficiente tierra para poder producir carne de forma sostenible y alimentar a todo el mundo ya que la extensión necesaria para que los animales pasten es muy elevada.
  2. Sería más cara (más de lo que ya es, 10$ por 4 hamburguesas de 113g) por la ley de oferta y demanda.
  3. Menos personas podrían acceder a ella
  4. Se consumiría menos carne.
  5. La carne pasaría a ser un producto de lujo (como solía ser antes).
  6. El cambio climático muy posiblemente remitiría, el sufrimiento animal se reduciría (menor número de animales producidos) y mejoraría la salud de las personas (si el detrimento en el consumo de proteínas animales es en favor de las legumbres).

Vamos que, realmente nos beneficiaría a todos. Así que parece que aunque no lo sepan, vamos todos a una.

De hecho, los productos veganos procesados pueden considerarse de lujo teniendo en cuenta su precio, lo cual favorece que no se consuman todos los días.

Pero ahora tengamos un choque de realidad: ¿cuántas personas se preocupan por saber de dónde viene y cómo se ha producido el jamón york que se ponen en la tostada? Poca. 

¿Va alguien con ingresos medios, bajos o nulos a elegir esa carne de vacuno o la Beyond antes que la hamburguesa que le venden en el supermercado, cuando es tan accesible y la diferencia de precio es tan notable? Lo dudo mucho.

En fin, que se intenta de todo, hasta recurrir a la ciencia, para no solo seguir manteniendo el consumo de carne actual, sino para lanzar mensajes desacertados a la población para que lo haga con toda tranquilidad, evitando ver toda la fotografía.

No se debe consumir en gran medida una  hamburguesa vegana, del mismo modo que no se debe consumir la cantidad que se consume a día de hoy de proteína animal.

Por último, hacemos de nuevo un llamamiento para que se estudie el impacto de todos estos productos procesados vegetales y se comparen con las mismas variables, por equipos de investigación independientes y ajenos a las propias empresas que los producen.

Lo único con lo que coincido de lo dicho en el reporte es con la frase final de: It is disappointing such prominent products don’t publish more comprehensive environmental results, given that this has long been prescribed by the international standards.

Now that the new special report stresses yet again how important soils are in a transition to sustainable agriculture and food, it’s time to do better.

Vamos a quedarnos con esa conclusión y pensar que vamos en la misma dirección. Claridad de datos e información para el consumidor, de modo que sepamos realmente  cómo afecta nuestra comida al medio ambiente. 

Lo que queda claro una vez más y que estos estudios parecen obviar, es que para producir unos alimentos hay que matar animales, y para otros no. Aspecto indiscutible y especialmente importante para muchas personas.

 


Cristina Casado
Dietista-nutricionista graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Valladolid y especializada en Nutrición Clínica y Deportiva Vegetariana y Vegana por el Instituto de Ciencias de la Nutrición y la Salud.
Para más información o contacto puedes enviar un mail a nutricion@unionvegetariana.org

Publica un comentario

No tienes permisos para registrate