Image Alt

Tempeh, tofu y seitán

  /  Blog UVE   /  Alimentación   /  Tempeh, tofu y seitán
proteina vegetal

Tempeh, tofu y seitán

El tempeh, el tofu y el seitán son alimentos clave para todo vegano. Estas alternativas vegetales a la carne y al pescado y sus combinaciones con cereales y verduras han sido siempre consumidas por personas con dietas vegetarianas como fuente de proteína: en Asia, de donde son originarios, se comen desde hace cientos de años. Pero ¿qué son?, ¿cómo los preparamos?

 

Tempeh, un alimento muy completo

El tempeh es originario de Indonesia, país en el que es un alimento básico de gran importancia, sobre todo en la isla de Java. En este país del sudeste asiático ha nacido el Tempe

alimentarse durante el confinamiento

Tempeh

Movement, que tiene como objetivo difundir los beneficios del citado comestible. La popularidad del tempeh se ha disparado en las cocinas de Occidente en los últimos años.

Es una pasta elaborada con habas de soja fermentadas con un hongo llamado Rhizopus oligosporus. Es rico en proteínas y como alimento fermentado contiene importantes probióticos para nuestras defensas -si está pasteurizado, como muchos de los que encontramos en el mercado, no puede considerarse un alimento probiótico-. Además, es bajo en grasas y buena fuente de calcio, vitamina K2, fósforo, cobre, magnesio, hierro y zinc.

El tempeh tiene un sabor más fuerte y potente que el del tofu, y una textura mucho más firme Puedes prepararlo en casa o comprarlo: encontrarás diferentes tipos y formatos. Según la marca, tendrás que hervirlo o cocinarlo al vapor antes de añadirlo en tus recetas o simplemente pasarlo por la sartén unos minutos y utilizarlo en guisos, salteados y brochetas como alternativa a la carne.

 

 

Tofu, un ingrediente versátil

El tofu se elabora con leche de soja, que se cuece, se enfría y se coagula con sales de calcio o magnesio. Se trata de un proceso similar al que se hace para obtener queso de origen animal y la apariencia es similar a la del queso fresco.

proteina vegetal. Tofu

Bloque de tofu

Es un alimento versátil y muy nutritivo, que destaca por su aporte en proteínas, en grasas mono y poliinsaturadas, incluyendo ácido linolénico, hierro, calcio y magnesio (según las sales utilizadas en su coagulación).

En el mercado, encontramos diferentes tipos. Por un lado, está el tofu firme, que es perfecto para preparar huevos revueltos, salteados y curris; y acompañar verduras y pasta. Por otro lado, el tofu sedoso, que suele usarse para preparar postres y batidos.

También se puede encontrar fermentado -muy habitual en la cocina china-. Y ¡cuidado! porque si estás de viaje por Asia y te sirven un tofu en rodajas circulares, de color amarillento y de consistencia suave puede que sea tofu de huevo: para prepararlo añaden huevos crudos a la leche de soja antes de que coagule.

Cabe mencionar que el gusto del tofu es bastante neutro, por lo que cogerá el sabor del resto de alimentos con los que se cocine. Te dejamos algunas ideas para que saques el máximo partido a este alimento, como una pasta asiática con tofu y una tarta de limón.

 

 

Seitán, el rey de las carnes vegetales

El seitán es la carne vegetal por excelencia. Hecho a base de gluten de trigo, se consume desde el siglo VI en China, especialmente entre los monjes budistas.

Destaca por su alto aporte de proteínas: 24 gramos de proteínas por cada 100 gramos consumidos. Es, también, una buena fuente de hierro. Y tiene pocas calorías, grasas e hidratos de carbono.

Gracias a su textura y consistencia, es ideal para imitar salsas con carne -tipo boloñesa, para hacer rellenos para lasañas y canelones, pinchitos o libritos. ¿Buscas inspiración? Aprende a preparar un rico guiso de seitán a la naranja con patatas o unas fajitas de seitán con pimientos, cebolla y salsa de yogur de soja.

Vegetalmente fuerte. Seitan. Proteina vegetal

Guiso de seitán a la naranja

 

 


Cristina Fernández @crisfersan
Periodista especializada en veganismo.

 

Comentarios

Publica un comentario

No tienes permisos para registrate