Image Alt

Objetivos claros en consulta: ¿estética o rendimiento?

  /  Blog UVE   /  Alimentación   /  Objetivos claros en consulta: ¿estética o rendimiento?
Nutrición deportiva

Objetivos claros en consulta: ¿estética o rendimiento?

Puede parecer una nimiedad pero…¿alguna vez te has parado a pensar lo que significa realmente buscar rendimiento y todo lo que conlleva a nivel personal?

Si, esto es un articulo de sobre nutrición, pero una parte muy importante de la misma: los objetivos.

¿Por qué? Porque muchas veces ni aquellos más veteranos son capaces de ver la diferencia y esto suele ser un problema a la hora de realizar un protocolo de nutrición que tenga éxito.

Generalmente cuando un deportista va a la consulta de un/a nutricionista es en busca de una mejora física tanto para mejorar en la disciplina que practique como para verse mejor estéticamente, algo así como un “beneficio colateral”. Pero existen ciertos niveles o temporadas de mejora de rendimiento que pueden entrar en conflicto con las expectativas físicas del deportista a nivel más personal.

Las inquietudes más comunes suelen ser de todo tipo, desde no querer comer “tanto” para no engordar, hasta preocuparse por la pérdida de peso tras la fase de volumen por miedo a perder masa muscular o cuestionar las estrategias nutricionales del profesional.

La primera suele darse en deportistas que están acostumbrados a verse más “definidos”, la segunda se da en deportistas que suelen hacer a menudo fases de volumen, como puede ser un culturista, o incluso un velocista o lanzador, esta tercera se puede dar en cualquier tipo de persona. Deportista o no. Cuando se trata de comer o de entrenar parece ser que todos sabemos un poco (o un mucho).

veganismo y deporte

Así que antes de nada voy a empezar por el final: “No confiar en tu nutricionista”, porque este es el punto más grave sin duda y al que más hincapié quiero darle. Es súper importante que puedas confiar en el/la profesional al que estás dejando tu alimentación en manos, y en sus estrategias y conocimiento sobre el tema. Si haces carreras de fondo y crees que tienes que comer mucha pasta y arroz, pero tu nutricionista te sugiere hacer justo lo contrario, a pesar de las directrices clásicas sobre la nutrición deportiva en deportes de resistencia, confía. Si has leído los beneficios del ayuno intermitente o de la dieta cetogénica pero tu nutricionista no cree que sea algo beneficioso para ti, es probable que tenga motivos de peso. Confía. Si no confías o no entiendes lo que quiere hacer, pregúntale, pero no te saltes la dieta o cambies de profesional sin haber consultado estas cuestiones con él/ella.

 

Segundo punto: “Tener miedo a engordar”. ¿Es tu objetivo estético o de rendimiento? Si es de rendimiento ya puedes empezar a comerte el ego y veganismo y deporte terminarte la cena, y dejarle claro que tu intención es que tu y tu cuerpo le saquéis todo el jugo al entrenamiento y/o competición.

Si eres mujer este punto, por desgracia, te afectará más, más veces y con más intensidad, así que lee atentamente: El cuerpo que quieres, los resultados que esperas o el podium que te gustaría conseguir, no se consiguen en dos días. Existen fases. Y al igual que para recoger setas primero debe llover, para recoger resultados primero hay que comer, y si tu nutricionista cree que debes aumentar de peso (masa muscular) es porque quiere lo mejor para ti. De nuevo, confía. Sé paciente, sé constante. Todo llega. Y esto aplica a rendimiento y a estética. Muchas mujeres quieren ver un cuerpo tonificado y duro, pero no son conscientes de que para que eso pase primero hay que construir un buen tono muscular, para que al eliminar la grasa que tapa dicho músculo te veas como buscas: tonificada. Lo mismo vale para correr más rápido. No serás más veloz solo quitándote “lastre” (grasa) sino construyendo un buen par de pilares que te impulsen lo más lejos posible. Quizá haya una pequeña ganancia de grasa durante el proceso, pero de nuevo, paciencia y constancia. Ya llegará el momento de recortar calorías, pero lo primero es lo primero.

 

Tercer punto: “Perder músculo”. Esta preocupación afecta sobre todo a hombres. Entre los deportes más afectados están los deportes de contacto, culturismo y lucha. Muchas veces el profesional nutricionista te da la mala noticia de que te sobra grasa. Vas pasado de peso o eres demasiado lento. Hay que actuar. Debemos hacer algo para mejorar tu rendimiento, pero de nuevo aparece el miedo “¿y si pierdo masa muscular comiendo solo esto?”. Pveganismo y deporte or cansina que parezca te diré: confía. Si has acudido a un profesional especializado no debes tener ese tipo de miedos. Si te miras en el espejo y crees que has perdido todo lo ganado, deja de mirarte y mira tus marcas. ¿Has mejorado?¿Tienes la misma fuerza que cuando empezaste o mantienes las marcas/RM que obtuviste estando en volumen?¿Sigue siendo tu fuerza la misma ahora que estás en la fase de definición que cuando estabas en volumen?

Si no te convence hazte una foto antes y después de empezar con los ciclos volumen/definición. Muchas veces este es realmente el foco del problema, que no nos damos cuenta a simple vista de nuestra mejoría. Es por ello que muchos profesionales aconsejan realizarse fotos en las mismas condiciones de luz, temperatura y alimentación, para poder compararlas y ver las diferencias que no podemos observar a simple vista tras meses de tratamiento.

Si, en cambio, tu objetivo es estético, debes saber que no se puede estar en volumen eternamente. ¿Por qué? Porque debemos ir controlando las ganancias de grasa durante esta fase y asegurarnos que no superamos ciertos porcentajes (diferentes entre hombres y mujeres) ya que a partir de cierto límite el cuerpo comienza a ser poco eficiente en la construcción de masa muscular y comienza a aumentar la acumulación de grasa. De nuevo, repito: confía.

 

Así que, como conclusión podemos decir que:

1- Ten claros los objetivos que buscas.

2- Ten claro cómo vais a conseguir tú y tu nutri de confianza dichos objetivos, es decir, conoce a fondo cuales van a ser las fases y los efectos que puede tener o tendrán sobre tu físico y tu psicología.

3- Prepárate mentalmente para el punto 2.

4- Si no confías en tu nutricionista, habla con él/ella, exprésale tus inquietudes, y si no acaba de convencerte entonces busca otro profesional (o puedes intentar formarte por tu cuenta).

 

Nada más. Espero que esta pequeña reflexión os haya hecho darle un par de vueltas al coco y os haga refrescar ideas, conceptos, objetivos y os motive a ir a por ellos. Y recuerda: no hay logro satisfactorio que sin dolor se encuentre. Paciencia y constancia.

 


Paula Bastán
Nacida y criada en Castellón, deportista vegetariana desde los 16 años y vegana desde los 24. Graduada en nutrición humana en la Universidad de Valencia, y formada en nutrición clínica, deportiva, vegetariana y vegana en el ICNS. Apasionada por la alimentación en mujeres, especialmente en mujeres deportistas, por el grado extra de complejidad que supone debido a los cambios hormonales.
Para más información o contacto puedes enviar un mail a nutricion@unionvegetariana.org

 

Publica un comentario

No tienes permisos para registrate