Image Alt

El futuro de los galgos y los perros de caza

  /  Blog UVE   /  El futuro de los galgos y los perros de caza
día internacional del galgo

El futuro de los galgos y los perros de caza

Con la llegada del mes de febrero se acaba la temporada de caza y las siluetas enjutas de muchos perros, mayoritariamente galgos, aparecen sin rumbo por los arcenes, cojeando por las llanuras, en busca de alimento por los contenedores y en el peor de los casos, sin vida en cualquiera de estos escenarios.

Es por eso que el 1 de febrero, se conmemora el Día Internacional del Galgo. Una jornada que pretende concienciar sobre el maltrato animal y que pone el foco sobre una de las tradiciones de este país que más detractores tiene: la caza.

Dia internacional del galgo

Día internacional del Galgo

Febrero es el miedo de los galgos. Comienza la pesadilla para muchos de estos canes que por suerte son rescatados por asociaciones que les dan una segunda oportunidad y por qué no decirlo, la vida que se merecen. Otros, se quedan en el camino.

El gremio de la caza desmiente estas situaciones y asegura que existe una fuerte manipulación por parte de los colectivos animalistas que inflan las cifras de abandono para desprestigiar un colectivo que manifiesta amar y proteger a sus perros.

Sin embargo, las asociaciones no pueden estar más en desacuerdo. Ellas son las que día a día (no solamente en febrero, sino todo el año) tienen que lidiar con situaciones extenuantes para rescatar, salvar y curar secuelas tanto físicas como psicológicas de estos perros desechados por los cazadores.

‘’En Galgos 112 se da prioridad a recoger perros que se encuentran en situación de abandono en la calle. El día que no haya animales tirados y heridos en las cunetas de las carreteras, podremos ayudar al resto ‘’. Son las palabras de Esther Callol, Presidenta de Galgos 112 desde 2008.

Esther comenta que el pasado mes de diciembre de 2.021, Galgos 112 rescató a 6 podencos y 23 galgos tan solo en la provincia de Jaén. Y aunque todavía no hay datos de 2.021, pueden afirmar que en 2.020, pese a la pandemia, la asociación logró rescatar 335 galgos y podencos a nivel nacional.

 

Cifras de abandono sin contrastar

Cada asociación lleva un registro de vidas salvadas, pero no existe un documento que acredite de forma oficial el número de galgos y podencos abandonados en España.

dia internacional del galgo

Día internacional del Galgo

Pese a que ninguna institución puede facilitar este tipo de datos, el partido animalista PACMA, creó un informe sumando las cifras de abandono de perros de caza de las diferentes asociaciones y protectoras que trabajan en todo el Estado. El resultado, que data de 2.019, registra 8.588 animales rescatados, de los cuales 5.588 eran galgos y el resto otras razas vinculadas a la caza.

Sobre el abandono de animales de compañía, la única fuente que ofrece cifras es la Fundación Affinity, cuyos informes anuales estiman un número aproximado de animales que han sido recogidos por las protectoras. En 2.020, se abandonaron en España un total de 286.000, de los cuales 162.000 eran perros y 124.000 gatos.

No hay que olvidar que probablemente el número de abandonos fuese mucho más elevado, ya que no todos los animales corrieron la suerte de ser rescatados o al menos, registrados. Con estos números, España se convierte en uno de los países europeos que cuenta con más animales en sus calles. El abandono, además de ser un acto cruel, es un delito registrado en el Código Penal, algo que no parece suficiente para disuadirlo.

 

Nuevas leyes… ¿nuevas esperanzas?

Para poder avanzar hacia una sociedad más justa con los animales, hace falta un cambio de mentalidad, pero también de leyes. Y en eso estamos.

El pasado 5 de enero entró en vigor, gracias a una reforma del Código Civil, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil, la consideración de los animales como ‘seres vivos dotados de sensibilidad’ y no ‘cosas y bienes’ como hasta ahora habían sido vistos ante los ojos de la ley.

De esta forma, asistimos a un nuevo paradigma que nos hace avanzar hacia el bienestar de los animales de compañía, pero queda una andadura larga y tediosa para confeccionar el anteproyecto de ley de Protección y Derechos de los Animales, que pretende ver la luz en 2023.

Un documento que ya ha sufrido sus primeras críticas por parte del sector cinegético, de la Federación Española de Caza e incluso del mismo gobierno, y es que, exigen que los animales de caza (galgos, podencos y otros) tengan una distinción respecto a los animales de compañía y no formen parte de lo que dicte la futura Ley.

Día internacional del Galgo

Algunas de las propuestas que refleja este anteproyecto son: evitar el maltrato y abandono animal, facilitar la identificación, vacunación y esterilización, así como realizar una cría y venta responsable de animales, entre otras muchas cosas.

Algo tan lógico para el bienestar animal, puede no serlo para aquellas personas que utilizan a los canes como utensilios de trabajo o entretenimiento: ‘’Es comprensible que pretendan hacer esa distinción – matiza Esther Callol- a las personas que tienen perros de caza les supondrá tener más controles y si incumplen las normas, mayores penas. Se acabaría el tener camadas una detrás de otra, tener a los perros hacinados, sin vacunas y sin control sanitario, mal alimentados y abandonados a su suerte.

Por otro lado, si las presiones consiguen que los galgos y podencos queden fuera de la Ley de Protección y Derechos de los Animales, para las asociaciones animalistas no tendría ni sentido ni fundamento: En este caso ‘costaría entender que un perro de compañía tenga más capacidad de sentir que otro utilizado para cazar, siendo ambos animales del mismo género y especie, misma constitución fisiológica y grado evolutivo, por lo tanto deben tener los mismos derechos, ser cuidados y ser tratados con la misma dignidad ‘’ afirma la presidenta de Galgos 112.

Mientras esperamos,…

Aunque España sigue siendo uno de los pocos países de la Unión Europea donde sigue siendo legal la caza con perros, la sociedad pide a gritos un cambio que refleje su compromiso y amor hacia los animales y que la ley se aplique en aquellas personas que maltratan y abandonan a los que no tienen voz para defenderse. Mientras llega ese momento, galgos, podencos y otros perros de caza harán frente al mes de febrero y a todos los que están por llegar, porque no les libra nadie de su destino. Por suerte, muchos de ellos serán rescatados, dejando atrás el frío, los disparos y el hambre. Serán adoptados y descubrirán por fin, lo que significa ser miembro de una familia, sentirse protegidos y queridos, dejando de ser perros de caza y para convertirse en perros de casa.

 

 

 

 


Laura Jiménez Orts
Periodista y activista por los DDAA. Responsable de comunicación de la Unión Vegetariana Española. comunicacion@unionvegetariana.org

 

 

Publica un comentario

No tienes permisos para registrate