La Unión Vegetariana Española pide a la Generalitat Valenciana el menú vegetariano en los comedores escolares

La Unión Vegetariana Española pide a la Generalitat Valenciana el menú vegetariano en los comedores escolares

La Unión Vegetariana Española pide a la Generalitat Valenciana que regule una norma que incluya el menú vegetariano en los comedores escolares 

 

  • La solicitud, registrada en la Conselleria de Educación, pretende terminar con la discriminación de los niños que no comen alimentos de origen animal respecto a sus compañeros de comedor fomentando así su integración

 

  • En la actualidad, las únicas variaciones en las comidas escolares aceptadas en el marco legal son por razones de salud y religiosas, dejando fuera las opciones éticas o culturales

 

Alcoy, 18 de noviembre, 2019

La Unión Vegetariana Española, UVE, ha registrado una petición dirigida a la Conselleria de Educación de la Generalitat Valenciana solicitando que regule una norma para incorporar la opción vegetariana a la ya existente variedad de menús adaptados en los comedores escolares de la Comunidad Valenciana. Con esta medida, pretenden garantizar la diversidad de opciones alimentarias en todos los centros educativos de enseñanza pública Infantil, Primaria, Secundaria y de Educación Especial y terminar con la discriminación de los niños vegetarianos, respecto sus compañeros de comedor.

El documento presentado por la Unión Vegetariana Española, es una detallada propuesta en la que se analiza tanto el contexto social actual, como las bases legales en el marco Constitucional y de los Derechos Fundamentales; a la vez que argumenta los beneficios de las dietas vegetarianas, tanto para la salud como para el medio ambiente. El informe recoge, además, varios testimonios que ilustra la situación actual a la que se enfrentan las familias vegetarianas a la hora de dejar a sus hijos en los comedores escolares. Con todo, la propuesta concluye afirmando que existen razones sociales y jurídicas para poder regular la libertad de elección en base a las convicciones personales del alumno a petición de las familias.

Se trata de una iniciativa pionera, de la que el único antecedente que existe en nuestro país es el caso de Euskadi, donde desde el año 2012 todas las escuelas públicas tienen la obligación de proporcionar menú vegetariano para los alumnos y alumnas que lo soliciten. En el resto de España, la decisión se deja en manos de cada centro escolar. Hay que recordar, que en la actualidad las únicas variaciones de menú escolar contempladas en el marco legal son motivadas por razones de salud, como alergias o intolerancias, o por creencias religiosas.

Para el presidente de la entidad David Román “en la actualidad existe una clara discriminación de los niños vegetarianos, respecto a sus compañeros de comedor. Igualmente se ven afectados cuando algunos centros sí ofrecen voluntariamente la opción vegetariana mientras que otros no”. Por otro lado, insiste en que la incorporación del menú vegetariano “en ningún modo pone en peligro el mantenimiento de la práctica dietética convencional, pero sí fomenta la integración e igualdad de oportunidades”.

Por otro lado, explica que “existe consenso en el mundo científico y médico sobre la validez e idoneidad de las dietas vegetarianas para los niños y adolescentes, constituyendo un modelo nutricionalmente correcto y saludable cuando están adecuadamente planificadas”.

Con todo, concluye que en la actualidad existe un vacío legal que deja la decisión a favor o en contra a los propios centros, dejando a muchas familias en situación de desamparo. Por eso insisten a la Generalitat de la necesidad de una norma que incorpore el menú vegetariano al resto de opciones aceptadas en los comedores escolares.

Para la Unión Vegetariana, con esta regulación, la Conselleria daría una gran muestra de progreso y modernidad, realizando un cambio pionero, que constituye un gran paso para dar respuesta a los nuevos tiempos y a una realidad que afecta cada vez a un sector más amplio de la sociedad.

Según la consultora Lantem, en su última revisión en 2019 del informe “The Green Revolution”, constata que las dietas veggie han crecido un 27% en los últimos dos años. Este incremento se traduce en un 9,9% de población española mayor de 18 años que es vegetariana o principalmente vegetariana. Para la UVE, 4 millones de personas, es una cifra que nada tiene que ver con una simple moda, es una realidad social consolidada y en alza que no se puede pasar por alto.

 

Sobre la Unión Vegetariana Española

UVE es una asociación sin ánimo de lucro de ámbito estatal dedicada a la divulgación y promoción del estilo de vida vegetariano, y a la defensa de los derechos de este colectivo, con sede en Alcoy. La entidad aglutina diferentes colectivos y entidades del tejido empresarial como restaurantes, tiendas, fabricantes o profesionales de la nutrición, además de socios afiliados de forma personal. Además de la labor divulgativa y de defensa de derechos del colectivo, desde UVE se gestiona la certificación de productos aptos para vegetarianos y/o veganos mediante el sello internacional V-Label.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *